Análisis de rentabilidad en una inversión

| 8 febrero, 2018 | 0 Comentarios

Siempre que haces una inversión, significa que has evaluado la rentabilidad de la empresa y has pronosticado una parte del resultado de dicha inversión. Tras hacer un análisis de la empresa en la que quieres invertir y medir su rentabilidad probable puede que esperes un buen resultado de tu decisión.

Sin embargo, el análisis previo de una empresa, por muy exhaustivo que sea, presenta alguna limitaciones y se crean escenarios donde es casi imposible adivinar un resultado posible. Aun así, el análisis de rentabilidad, tanto contable como financiera, arroja luz en el asunto. La diferencia está en el tipo de análisis que hace cada inversionista.

Por lo general, el inversionista evalúa la capacidad rentable de la empresa, desde un punto de vista netamente financiero. Es lo más fácil de calcular y lo primero que se ve en el informe financiero de la empresa, ya que con esta información, el inversionista puede hacer un cálculo aproximado de cuánta ganancia generarán sus inversiones a la vuelta de un año.

Pero esto no lo es todo, ya que el dinero es un bien caprichoso, nada estable, que cambia en función de las variables externas de inflación y capitalización. Es un punto básico de costo-oportunidad que el inversionista debe tomar en cuenta al momento de invertir en una empresa.

Por lo tanto, no siempre la rentabilidad financiera visible de una empresa tendrá el mismo efecto en la rentabilidad que se espera de ella. Para esto te será muy útil evaluar la inversión de otros accionistas hayan hecho en ella. Esto lo hacemos mediante el ROE (return on equity, por sus sigla en inglés).

Este ratio establece una comparación entre la utilidad contable obtenida por la empresa por año, con el valor contable del patrimonio neto de dicha empresa durante el mismo período. Con esta comparación se puede evaluar la rentabilidad sobre la inversión que queramos hacer. Este análisis es diferente del de Rentabilidad sobre ventas, claro está.

Una de las principales distorsiones con respecto a este análisis de rentabilidad es que toma en cuenta el valor contable, o capitalización bursátil, de la empresa, es decir, números estáticos y fríos de su valor en activos, y no su verdadero valor de mercado, que es el que más influye en las altas y bajas que tiene una empresa.

Por otra parte, este análisis suele tomar el valor final del patrimonio neto del período evaluado, y no el inicial, cuando en realidad lo ideal al evaluar la rentabilidad de la empresa es comprar lo que ha ganado con lo que se invirtió originalmente, no lo que obtuvo al final.

Es aquí donde se establece una diferencia entre los inversionistas pasivos, que se limitan a ver qué cantidad de dinero ganaron, y los proactivos, que evalúan si lo que han obtenido como ganancia cubrió sus expectativas de rentabilidad.

En conclusión, evaluar la rentabilidad de una empresa antes de hacer una inversión tiene varias variantes que deben ser tomadas en cuenta. Más que lo que nos indican los números “en libros” es determinar qué tanta eficiencia ha demostrado la empresa a sus accionistas y su posible valor en el tiempo.

http://www.bursen.com.pe/

 

Tags: , ,

Categoría: BURSEN

Deja un comentario


Logo FinancialRed