Grupos empresariales peruanos

Las consecuencias del crecimiento económico se ven en todos los estratos de la sociedad, inclusive en la parte más alta en el sector empresarial.  Gracias a este, podemos ver como varias empresas se han desarrollado de manera positiva, construyendo importantes holdings de empresas que participan en diversos sectores.  A pesar que los niveles de capitalización o de inversión aun están muy lejanos de holdings empresariales de países vecinos como Colombia o Brasil, estos son mucho más importantes que los que eran encontrados en el Perú hace algunos lustros.  Estas empresas son en general las que pudieron sobrevivir a los cambios importantes que el país sufrió en la década de los 90.  Los sobrevivientes de esa tormentosa década, han salido fortalecidos.  De esta manera, los 20 principales holdings del Perú, representan en su conjunto cerca del 20% del PBI nacional, reportando en su conjunto un US$ 37,055 millones.  En este grupo podemos ver a empresas como el grupo Romero, el Brescia, Graña y Montero, Ajegroup, Gloria, Ferreyros, Química Suiza, etc.,  teniendo a otras empresas detrás, intentando alcanzar el mismo nivel.  Prácticamente todas estas empresas y sus grupos empresariales listas acciones en la Bolsa de Valores de Lima o en el MILA.


Otra de las naturales consecuencias en el enriquecimiento de algunas personas.  Este es el caso de dos empresarios peruanos que han aparecido en la revista Forbes, quien listó a los mil mayores multimillonarios a nivel mundial (la primera vez que un connacional logra entrar en esta lista).  ES el caso de Eduardo Hochschild y Carlos Rodríguez Pastor.
Gran parte de este crecimiento se ha debido a la internacionalización de las empresas peruanas, a través de oficinas comerciales, franquicias, adquisiciones o compras, etc.  Un caso emblema es el de Ajegroup, empresa que logró una exitosa internacionalización y teniendo la gran mayoría de sus operaciones fuera del país.  Lograron construir fábricas inclusive en Asia, y lograr participar en mercados muy competitivos como el mexicano.
Algunas empresas grandes peruanas no sobrevivieron los cambios que se dieron durante el primer gobierno de Fujimori, como el conocido caso de los supermercados Monterrey, los responsables de la introducción del formato moderno de comercialización de productos de consumo.
La situación de la empresa peruana no es claramente homogénea.  La concentración es muy alta, y lo podemos ver en las cifras entregadas por el Ministerio de Trabajo, que reportó al 2008 cerca de 2.5 millones de empresas (entre formales e informales) de las cuales 92% eran microempresas, 7% eran pequeñas empresas y 1% grandes empresas.  Hay que tomar en cuenta que la definición de “PYME” no es la misma en todos los países, por lo que en otras latitudes una mediana empresas sería calificada como una microempresa.

Fuente: gestion.pe, iabperu.com

Deja un comentario