Mitos sobre la Bolsa de Valores de Lima

| 17 marzo, 2018 | 0 Comentarios

¿Alguna vez has visto en las películas la representación de la bolsa de valores? Personas corriendo de un lado a otro, gritando “¡compro tantas acciones para tal!”, “¡vendo, vendo!”; perdiendo todo o ganando millones. Esta es la imagen exagerada que presentan en ocasiones de lo que es una bolsa de valores.

Sin embargo, nada está más lejos de la realidad. Es posible que hace unos 50 años algo se le asemejara. Pero en la actualidad, la Bolsa de Valores, tanto de Lima como del resto de los países, es un mercado sofisticado, en el cual se manejan las negociaciones de manera virtual y en el que los análisis y estudios financieros de las empresas han sustituido a las inversiones por emoción que antes caracterizaban a los inversionistas.

En el siguiente artículo veremos algunos de los mitos más comunes sobre cómo funciona la Bolsa de Valores y la verdad de cada uno de ellos.

1.      No hay personas corriendo ni gritando

Esa imagen de personas gritando “¡compra!” o “¡vende!” no es real en la actualidad. Tal vez en los 50’s; pero ahora todas las transacciones se realizan de manera virtual, a través del Sistema Electrónico de Negociación. Este método ha modernizado muchísimo las operaciones y ha eliminado el estereotipo de las personas gritando a voz en cuello sus inversiones.

2.      Inversionistas más diversificados

Se tiene la idea de que la Bolsa de Valores es una institución para personas adineradas que hacen grandes inversiones. Pero no es así. Cualquiera puede invertir en la Bolsa ya que no hay un monto mínimo de inversión.

Claro está, como en toda operación comercial, existen gastos administrativos que se pagan en forma de comisiones por las intermediaciones de la institución. Por eso, si deseas invertir en la Bolsa de Valores de Lima, ten en cuenta que la rentabilidad debe sustentar los gastos que harás en comisiones por tu inversión.

3.      No es un banco ni pertenece al Estado

La Bolsa de Valores de Lima es una sociedad anónima independiente, que cuenta con sus propias acciones que se cotizan en la misma Bolsa. Tampoco es un Banco para guardar tu dinero, es un mercado dinámico de compra y venta de acciones, bonos y otros certificados financieros. De hecho, nunca se entrega dinero en efectivo, todas las transacciones son virtuales y el dinero se deposita en la cuenta de la Sociedad Agente de Bolsa.

4.      Riesgos variables

Si te dejas llevar por los estereotipos, pensarás que la Bolsa es un mercado de emociones y azar. Pero esto tampoco es cierto del todo. En la actualidad, la mayoría de los inversionistas son más cuidadosos, analizan los movimientos de las empresas y tienen más capacidad de predicción en sus inversiones, por lo que reducen los riesgos. Aun así siempre hay un margen de probabilidad de que la inversión no resulte como se esperaba.

Muchos contratan asesores financieros. Y aunque estos suelen ser de mucha ayuda, no siempre garantizan el éxito de la inversión. Al final, el asesor es sólo eso, un guía, las decisiones de la inversión las toma el propio inversionista y él asumirá sus propios riesgos.

Fuente: elcomercio.pe.

 

Tags: ,

Categoría: Bolsa de Valores

Deja un comentario


Logo FinancialRed