Standard & Poor’s califica mejor al Perú

El perfil financiero que presenta el Perú, en estos momentos de crisis financiera mundial, es sin duda envidiable. Una de las agencias de calificación crediticia más importantes del mundo, Standard & Poor’s (S&P) ha mejorado la perspectiva de calificación soberana peruana pasándola de “estable” a “positiva” (la actual calificación que goza nuestro país es de “BBB/A-2”).  Esta no ha sido la única agencia de este tipo en ofrecer su apoyo y mostrar optimismo hacia el país andino, de la misma manera lo hizo Moody’s Investors Service.  En el caso de esta última agencia, la evolución de su opinión pasó de una nota Baa3 a una nota Baa2.  Esto es una buena noticia desde el punto de vista de las inversiones, ya que este es uno de los indicadores claves que los inversionistas extranjeros analizan para decidir si entrar o no en un país.  Estas alzas en la evaluación de las instituciones antes mencionadas, también ayudan a las empresas privadas a tener acceso a fuentes de financiamiento más baratas.  Sin duda además transmite un mensaje positivo, de que se trata de una economía seria y solvente; a la que claramente se puede respaldar con una menor garantía en los costos de financiamiento.

S&P explica la mejora en su percepción basándose en que un incremento de las inversiones en el país fortalecería los principios macroeconómicos, pero sin embargo no es del todo optimista con respecto a que el crecimiento mantenga la alta tasa que ostenta actualmente.   El último reporte entregado sostiene que “el deterioro de las condiciones económicas mundiales pueden bajar la tasa de crecimiento de Perú hacia el 5,5 por ciento en los próximos tres años, desde un promedio de más del 7 por ciento en los últimos cinco años”.

Por su parte, la agencia Moody’s justifica su calificación en que percibe un menor riesgo político  y un sólido desempeño fiscal.   Es por esto que esta institución no ve con buenos ojos los cambios en el gabinete ministerial, o en los alcaldes o en las autoridades en general.  Ha respaldado además su confianza en el presidente Ollanta Humala, en particular por haber apoyado el trabajo que se viene haciendo en materia fiscal y monetaria.  Adiciona a este punto, que se ve con simpatía algunos factores como la composición del equipo económico, el plan macroeconómico y la reforma impositiva minera realizada durante el 2011.  En su informe indica que “la mejora en la calificación refleja factores como la reducción de las vulnerabilidades asociadas a eventos de riesgo político, un continuo y robusto crecimiento económico y un sólido desempeño fiscal, mejoras de los indicadores de deuda del gobierno, una disminución de la exposición del país a la deuda denominada en moneda extranjera”.

Fuente: elcomercio.pe, blog.fxforaliving.com

Deja un comentario